Tradición y futuro

QUIMSER fue fundada en 1966 por Salvador Esquerra Romeu, quien inició solo la actividad comercial de productos químicos para la industria del cuero. Comenzó la actividad en el corazón de la zona de cuero curtido de la ciudad de Igualada, uno de los lugares más tradicionales y prestigiosos con mayor actividad de producción en el sector del curtido de piel en toda Europa.

Salvador Esquerra Romeu, fundador

Poco después se trasladó a una pequeña instalación ubicada en Òdena, cerca de Igualada, donde comenzó a producir los primeros productos en polvo para la fabricación de suela con curtido vegetal. A mediados de los años setenta, QUIMSER comenzó a construir, en el área industrial de Pla de la Masía, el primero de los dos almacenes que hoy en día, tras haber tenido varias transformaciones y ampliaciones, tiene QUIMSER.

La incorporación de nuevo personal y nuevas instalaciones permitió gradualmente la expansión de su gama de productos, desde licores de cromo, mezclas de productos en polvo, liquidos y grasas, hasta una gama completa de especialidades para todas las fases de curtido y acabado de la industria del cuero.

En 1984 la empresa comercial QUIMSER se transforma en sociedad anónima, propiedad de la familia de su fundador.

QUIMSER es hoy en día una empresa familiar profundamente arraigada que exporta el 60% de su producción.

Si continuas navegando en esta página, aceptas el uso de cookies more information

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar